Acabo de cumplir 3 décadas de vida loca y siento que todavía tengo mucho por aprender del mundo, no obstante a mi alrededor parece que me he quedado obsoleta.

He pasado la línea del "¡Qué joven estás!" al "¿Y ahora que vas a hacer?"

No, no tengo planes casarme. No, tampoco busco hijos. No, no sé qué haré de mi vida el próximo mes. Si, soy un maldito barco a la deriva...

Lo cierto es que no todo es malo, en 30 años he aprendido que soy lo mejor que tengo; que cuidarme y quererme es lo más importante. Aunque a veces sea yo la primera que lo olvide.

He dejado de hacerme daño, prometí no volver a lastimarme el día que entendí que no puedo controlarlo todo. Soltar, le llaman.

Tengo la fortuna de mirar a los ojos al cielo y al infierno al mismo tiempo y ya no tengo miedo.

Creo que en el cariño de las personas que me rodean; lo descubrí el día que me sentí abandonada, triste y sola...

Entendí también que el olvido duele y que es un regalo que se les otorga a los que deciden ser libres.

Creo firmemente en el amor como único motor del universo, pero también sé que no es para cobardes, hay caminos que sólo atreven a los valientes.

Sé que al final, todo pasa, nada es tan grave. Sé que voy a estar bien. Aunque a veces me nuble y llore.

Aprendí que los amigos, no se van. Que debo agradecerles sostenerme cuando yo ya no puedo.

Qué el camino al amor no es fácil, pero siempre vale la pena ¿verdad?

También sé que para ser lo que quiero, debo creer en mí, aún cuando todos han dejado de hacerlo.

Que mi cosa favorita en este mundo es caminar sola y tranquila, con la mejor playlist del mundo en mis oídos, ahí es cuándo todo parece tener solución.

Que a veces el mejor camino es el más difícil. Que tengo que hacer todo para estar bien. Aunque eso signifique tomar la peor decisión.

Que a nadie le debo explicaciones... ni a mi.

Aprendí que el silencio es a veces mi mejor respuesta

Me acepté chillona, insegura, dudosa, grosera, testaruda, loca... eso soy una loca completa que espera nunca volver a su juicio.

Soy el amor, la locura, la sonrisa, soy el disfrute oscuro y una explosión de colores. 

Obsoleta o no, aquí estoy con mucho que contarle al mundo.

Esta soy yo, sean todos bienvenidos...

Autoras

Aureliana es una mujer que pasa sus días armando rompecabezas y buscándolos. Quiere resolver el mundo. Quiere eliminar cualquier tipo de jerarquía que esclavice.

Aureliana

Artista visual que escribe cuando el mundo de mierda se le viene encima.

Betza Violencia

Mujer, feminista, psicóloga clínica y psicodramatista en formación, busca en su trabajo la vinculación del Arte, herramienta que permite puentes entre la razón, la emoción, el mundo interno y el que puede ser exteriorizado en la creación humana. Actualmente trabaja en el Centro de Atención Psicológica, Arte y Consultoría como psicoterapeuta y en la creación de proyectos artísticos con enfoque terapéutico.

Eliza Tabares

(Estado de México, 1992) estudió Lengua y Literaturas Hispánicas en la UNAM. Decimonónica. Apasionada. Feminista porque no hay otro modo de ser, otro modo de ser human@ y libre.

Estefania

Lidice Villanueva

Magally Gallegos

Ninde

Noyola